lunes, 12 de septiembre de 2011

LA OTRA MIRADA – VI


VIVIR Y MORIR EN HAITÍ


La muerte es diferente en Haití. Para empezar, morir debe de ser fácil, mucho más de lo que a nosotros nos lo puede parecer. La continuación, sin duda, es diferente...




También vivir es diferente. Vivir tiene que ser difícil en Haití, vivir ¿sobrevivir? en estas calles, estas casas, este mundo.





Incluso para los animales, para los que son útiles fuera de toda duda, porque del resto no se ve ni uno... ni un perro, ni un gato, nada que se parezca a una mascota. Todo son escombros, basura, desastre. 





Para las personas la vida también es diferente. Cosas que nos resultan tan básicas como alcantarillado, agua, electricidad, están fuera del alcance de la gente. 




¿Podríamos imaginarnos vivir —¿malvivir?— una vida como ésta? 

























El inspector de la Policía Nacional D. Rodrigo Prieto Fernández estuvo en Haití desde septiembre de 2007 a septiembre de 2008 como integrante de la UNPOL, formando parte de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización en Haití (MINUSTAH). Las fotografías que tomó en Puerto Príncipe, capital de Haití, durante ese año, se han expuesto en distintas ciudades de Asturias, bajo el título: «HAITÍ. LA OTRA CARA DEL CARIBE». Esta publicación se efectúa con su permiso y colaboración y con autorización de la DGP.  Los derechos de todas las imágenes son propiedad de D. Rodrigo Prieto Fernández, sin cuya autorización por escrito no podrán ser copiadas ni reproducidas por ningún medio, al igual que los textos que en su caso se indiquen como citas.


1 comentario:

  1. TREMENDO....Los 810.000 haitianos que siguen viviendo en campamentos saben perfectamente que la respuesta de los gobiernos internacionales se ha quedado en una mera declaración de intenciones. En marzo de 2010, la comunidad internacional prometió 5.300 millones de dólares para 2010-2011. Una broma de mal gusto que no se ha hecho realidad, pero que tiene en las Organizaciones No Gubernamentales un recordatorio diario de que es necesario que ese dinero llegue a Haití y de que la reconstrucción, aunque lenta, es posible.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

Otros reportajes que te pueden interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...