miércoles, 24 de agosto de 2011

LACA DE UÑAS OPI








Hace cosa de mes y medio entré en mi perfumería favorita con intención de comprar un regalo para una amiga, y ya que estaba, un esmalte de uñas color porcelana o algo que se le pareciese. Cotilleando alrededor mientras esperaba, vi uno del tono perfecto, y como justo entonces era mi turno, volví al mostrador con el esmalte en la mano, para no despistarme, que me conozco, y a los dos minutos ya no sé ni de qué marca era el que me gustaba...  



Era el color Bubble Bath de la marca OPI. Me sonaba vagamente, creo que había oído a Lara hablar de ella, pero nunca la había usado antes. La vendedora me la recomendó vivamente, me dijo que hacía poco que la tenían, pero estaban encantados, que su manicurista la usaba, que duraban las uñas pintadas más de una semana. No es que me lo creyera, la verdad, pero asumí que la laca sería de buena calidad, no en vano la tienda tiene una magnífica reputación y yo llevo más de diez años comprando allí.

Y claro, me la compré. Y la probé. Y me encantó el color, y el aspecto sedoso. Y pasaron los días... y seguía teniendo las uñas perfectas.

Como es natural, decidí que podía ser una buena idea comprar algún otro color de esa marca, y acudí a San Google, que me llevó directamente a una página con un montón de colores. Resultó ser una tienda online, La Boutique de Anya, con precios muy competitivos, y sin gastos de envío en pedidos de más de 25€. Visto que me resultaban muy económicos los esmaltes, porque los tenían de oferta a 12.24€, bastante menos de lo que me había costado el primero, compré dos:



un beige mate, cremoso, vagamente rosa, vagamente tierra de Siena, denominado Dulce de Leche, y




un granate burdeos satinado llamado Manicurist of Seville.


En nada los tenía en casa, y lo primerito que hice fue probar el burdeos, con excelentes resultados; no esperaba que durase ni mucho menos tanto como el porcelana, porque los tonos oscuros, al menos en mis manos, son sumamente efímeros, entre agua, estropajo y teclados. Pero aguantó perfecto casi la semana completa.



Como os podéis suponer, estoy encantada... y tenía que compartirlo con vosotras.





2 comentarios:

  1. Lelia, pues tienen una larga duración y tu manicura perfecta.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Lara... algo tenía que hacer bien, ¿no? jejejejje

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

Otros reportajes que te pueden interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...